CUANDO TODO SE REDUCE A LA EMPATÍA…

… Lo cual en realidad no es difícil, si recordamos que ellos sienten y sufren como nosotros – y  sólo forma parte de nuestro equipo quien es capaz  de  “ponerse en la piel” de la mascota que requiere nuestra atención.  Conectarse a sus temores, su malestar o su sufrimiento. 

Empatía que nos induce a conjugar los conocimientos y la experiencia profesional a una atención esmerada,  con el fin de superar de la manera más efectiva la dolencia – evitando producir más malestar durante el proceso.

Y con esa misma filosofía manejamos la atención relacionada a los procedimientos de salud preventiva y a los tratamientos estéticos.

 
  • White Facebook Icon